La médica veterinaria y post-doctora  Rosângela Poletto cree que la interacción entre la academia y la industria es necesaria para que el bienestar animal sea un sistema rentable. Rosângela tiene amplia experiencia con  ganado para carne, así como el sacrificio de cerdos y bovinos.

Además de estar al frente del departamento de ‘Comportamiento y bienestar de animales de producción’, en la Universidad Estatal de Michigan, post-doctora en la Unidad de Investigación en Comportamiento de Animales de Producción del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos y con el Laboratorio de Etología Aplicada en Bienestar Animal de la UFSC (Universidade Federal de Santa Catarina/Brasil), y también es miembro del Comité Científico del Programa Certified Humane en los Estados Unidos desde 2005. Lea más sobre el punto de vista de la post-doctora respecto al bienestar animal.

Cómo avala la relación entre la academia y la industria respecto a la promoción de sistema de crianza más enfocados al bienestar de los animales de producción?

La relación entre la academia y la industria es esencial para el desarrollo de las nuevas tecnologías y sistemas de producción en el mundo entero. Nuestra región, por ser una de las más grandes productoras del mundo de proteína de origen animal, debe estar a la vanguardia en innovación. Para ello, la clave para atender la creciente demanda del bienestar animal es una relación sólida y de colaboración entre estos dos sectores.

Cómo se puede mejorar la relación entre la academia y la industria?

Como academia debe trabajar en consonancia con la industria y entender más ampliamente las demandas necesarias para las adecuaciones de los sistemas de producción, que sean económicamente rentables y al mismo tiempo, ofreciendo una mejor condición de bienestar animal.

Cuál es el mayor desafío para los productores de cerdos, referente al bienestar animal?

El mayor desafío  en la crianza de cerdos a gran escala respecto al bienestar animal, es una granja de maternidad donde no se usan jaulas, u otra forma de restricción de movimiento para las cerdas, que al mismo tiempo prevenga la aglomeración de los lechones. Sabemos que ya existen sistemas alternativos efectivos, pero aún no han sido adoptados a nivel comercial en América Latina. Otro desafío en el bienestar de los cerdos y la alta densidad en corrales durante las fases de crecimiento y finalización. No comento sobre las jaulas de gestación, ya que están siendo sustituidas progresivamente por alojamiento en grupo.

Cuál es la complejidad en el caso de las aves y ganado de carne?

De la misma forma que para las cerdas gestantes, las gallinas ponedoras comerciales, a gran escala, son alojadas en jaulas, comúnmente jaulas en batería. Este alojamiento compromete los comportamientos esenciales para las aves, como anidar, estirar las alas, caminar y picotear, o darse baños de polvo. El espacio es tan limitado que las aves tienen movimiento sumamente limitado en las jaulas (espacio similar al de una hoja A4). Se espera con una mayor demanda de huevos de gallina libre de jaula –cage-free-, la conversión a galpones libres de jaulas sea más rápida de la transición en el caso de las cerdas reproductoras. Para los bovinos, los procedimientos son invasivos y dolorosos, como el corte de cuernos y castración sin uso de analgésicos, comprometen su bienestar.

Para algunos profesionistas del área, tanto productores como personal a cargo, el uso de fármacos para mitigar el dolor en dichos procedimientos aún es un mito y esa barrera debe ser superada. Todos debemos estar conscientes y tener pleno esclarecimiento que los animales de granja sienten dolor de la misma forma que los canes y gatos, o cualquier otro ser humano.

Cuáles son los beneficios para un productor y la industria cuando se aplican las buenas prácticas de bienestar animal en la producción?

cow bienestar animal

Una vez atendido el bienestar animal -es decir, hablamos conjuntamente de sanidad, manejo, ambiente, nutrición, gerencia en la producción y los cuidados durante el transporte y sacrificio-, los animales producirán más y mejor, con una menor necesidad de herramientas para ‘tratar’ enfermedades, problemas del ambiente y comportamiento. Existe una serie de evidencias científicas de varias especies, experiencias en campo que fueron comprobadas por auditorias y miembros del comité científico, además de los relatos de los productores certificados, quienes realizaron adecuaciones para cumplir con los estándares de Certified Humane.

Cómo ve el papel del consumidor final, de productos de proteína animal, en la promoción de sistemas de promueven el bienestar animal? Hay un cambio de comportamiento del consumidor que no tolera más los malos tratos en la cadena de producción animal?

Históricamente, en Europa y América del Norte, en la última década en Brasil, el consumidor ha sido una pieza clave en el cambio de percepción del cuidado animal, los sistemas de crianza y el manejo desde el nacimiento hasta e sacrificio. El poder de compra del consumidor se entiende claramente por la siguiente frase: “El mercado debe ofrecer lo que el consumidor está dispuesto a comprar o pagar”, es decir, está en el camino éticamente correcto.

Es innegable que los avances de las tecnologías de comunicación –internet y redes sociales- han sido determinantes en la difusión de información al consumidor final sobre las formas de crianza animal. Algunas de las prácticas adoptadas rutinariamente en la crianza animal ante lo ojos del consumidor son cuestionables y hasta inaceptable por falta de conocimiento. Algunos ejemplos son el corte de colmillos y sacrificio de lechones recién nacidos, el corte de cuernos y castración de animales jóvenes. Aunque sean realizados de forma más ‘correcta’ y siguiendo las recomendaciones científicas de bienestar animal, no son bien vistas por el cliente final.

Usted cree que esta tendencia llegó para quedarse? Cuál es el camino para atender las exigencias de este nuevo consumidor?

Esta evolución en cuanto a la calidad ética de los productos de origen animal no sólo llegó para quedarse en América Latina, sino que se intensificará a lo largo de los próximos años. El camino para el sector alimentario es ‘innovar’. Ya vimos que ello ocurre en otras partes del mundo, y ahora, es nuestro turno.

Cuál es la importancia del programa Certified Humane para la industria de proteína animal y el consumidor?

El programa Certified Humane, creado hace más de una década, es reconocido y renombrado internacionalmente por su seriedad y confiabilidad, como certificadora en bienestar animal. Los estándares específicos por especie animal son actualizados por el Comité Científico con frecuencia para atender las evoluciones de estudios y tecnologías de cada área. Los estándares son completos y contemplan las etapas de sanidad, manejo, ambiente, alimentación, gerencia en la producción, cuidado animal, transporte y sacrificio. En la práctica, estos estándares son los pilares del bienestar animal. Estos son verificados detalladamente por auditores altamente calificados en la localidad, abarcando desde el nacimiento hasta el sacrificio animal, procesamiento de derivados y trazabilidad. De manera que, se garantiza al consumidor y la industria que todo el proceso está acorde con las normas del programa.

Haga su comentario a través de Facebook