Una de las fuerzas que se está imponiendo a la hora de adoptar buenas prácticas de bienestar animal es el cambio en el comportamiento de los consumidores.

Por todo el mundo, las personas están demostrando su preferencia por los alimentos producidos respetando la calidad de vida de los bovinos, porcinos y aves de los cuales provinieron. Esto se refleja, cada vez más, en los nuevos estudios e investigaciones realizados sobre este asunto.

Muchas personas pueden pensar que el tema de las “buenas prácticas de bienestar animal” aún dista mucho de nuestro día a día, restringiéndose únicamente al entorno de discusión de teóricos e investigadores. Nada más lejos de la realidad. Un reportaje publicado en la revista brasileña Valor Econômico muestra que las empresas de alimentos y las cadenas de supermercados están notando esta presión. Recientemente, grupos de consumidores organizados se movilizaron para exigir que estas empresas adopten buenas prácticas de bienestar animal.Porcinos, buenas practicas de bienestar animal

Aun habiendo cuestiones importantes en torno al bienestar de otras especies, como el buey y el pollo de engorde, los activistas concentran su atención actualmente en la producción de huevos y en la porcicultura. En el primer caso, los consumidores quieren que las empresas garanticen que las gallinas ponedoras no permanezcan encerradas en jaulas de forma apretada y asfixiante. En porcinos, lo que se exige es que se eliminen las jaulas de gestación, que son verdaderas celdas en las cuales se mantienen a las matrices durante largos periodos de tiempo sin espacio casi para voltearse.

Los nuevos consumidores activistas presionan a las empresas para que firmen acuerdos a favor del bienestar animal

En la práctica, la demanda de buenas prácticas de bienestar animal está consiguiendo que los responsables de las empresas recapaciten sobre sus estrategias. El reportaje de Valor Econômico dice: “En Brasil, Cargill, Unilever, Nestlé, McDonald’s, Giraffas y Casa do Pão de Queijo, anunciaron ya públicamente un cronograma que muestra el término de la adquisición de huevos de aves confinadas”.

Un eslabón fundamental para garantizar que las demandas del mercado con relación al bienestar animal se estén atendiendo de forma efectiva por parte de las empresas y sus suministradores son las entidades certificadoras. El papel de estas instituciones es averiguar las condiciones en que se crían los animales y conceder un certificado que muestre al mercado de forma transparente que se cumplen los requisitos de calidad de vida y confort físico y psicológico durante la crianza. Por ejemplo: las empresas certificadas por el Instituto Certified Humane® reciben el sello Certified Humane®, colocado en los rótulos y empaquetados.

Los nuevos consumidores-activistas se expresan con vehemencia, principalmente Gallinas ponedoras confinadas en jaulas en las redes sociales. Sin embargo, la discusión no se limita únicamente a los debates en internet: con las organizaciones no gubernamentales dedicadas a la defensa de los animales como mediadores, las empresas están desarrollando diálogos que las impulsan a firmar acuerdos para adaptar sus modelos de producción a las normas de buenas prácticas para el bienestar animal.

Con frecuencia, se negocian los plazos para completar esta adaptación. La exigencia con este compromiso es muy alta, y prueba de ello, es lo que está viviendo la cadena de supermercados brasileña Pão de Açúcar. La empresa se comprometió a dejar de comprar productos de aquellos suministradores que mantengan a las gallinas ponedoras confinadas en jaulas. Este compromiso implica, en una primera instancia, únicamente lo que respecta a los huevos utilizados como ingredientes en productos de las marcas de su propiedad – Taeq y Qualitá. Esto es poco para los activistas, que exigen que Pão de Açúcar se comprometa a eliminar los huevos de gallinas confinadas en malas condiciones de todos los estantes.

Como puede verse, el asunto es serio y las presiones no sólo están creciendo, sino que son bastante reales y están presentes diariamente en las empresas.

Haga su comentario a través de Facebook