Project Description

Operaciones Certificadas – Fazenda da Toca Orgánicos

Pedro Paulo Diniz dirige la Fazenda da Toca Orgánicos, una propiedad de 2.300 hectáreas ubicada en Itirapina, a 200 km de la capital São Paulo. Además del cultivo de frutas orgánicas y áreas experimentales de sistemas agroforestales, la empresa cuenta con aviarios de gallinas de la especie Lohmann Brown, criadas dentro del programa Certified Humane®.

La propiedad pertenece a la familia Diniz desde 1970 y su producción en el pasado estaba dedicada a la naranja convencional. El nombre de Toca (pequeña cueva, en portugués) le vino dado por una cueva situada en la propiedad, que reúne una increíble belleza natural y diversidad de flora y fauna. En la década del año 2000, a partir de las transformaciones que se sucedían en su propia vida, Pedro empezó a ver la granja desde otra perspectiva y el potencial que ésta tenía.

En 2009, algunos años después de terminar su carrera como piloto de Fórmula 1, Pedro tomó las riendas de la administración de la Fazenda da Toca en busca de un proyecto de sostenibilidad. Su objetivo era propiciar un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente, el cual fuera al mismo tiempo sostenible financieramente. El cultivo de frutas orgánicas justificó el que se añadiera el término “Orgánicos” al nombre de la empresa.

A pesar de no tener una formación específica en ciencias agrarias, Pedro Paulo Diniz se convirtió en un gran amante de este asunto, y en especial de la producción agrícola regenerativa y de bienestar que decidió implantar en la granja: una agricultura que fomenta la vida y la biodiversidad. Fue así, y con una importante inversión en investigación, como comenzó la implementación de áreas de sistemas agroforestales en 2012. Sus principios se basan en un conjunto de técnicas de plantación que imitan el ambiente de un bosque. De esta forma, es posible producir alimentos y, al mismo tiempo, regenerar la tierra y el microclima de la región, creando así una biodiversidad donde antes había sólo tierra degradada.

Naturalmente, el sello Certified Humane® siempre estuvo en el punto de mira de la empresa

El objetivo era entrar en el programa porque “es una certificación importante y muy conocida y difundida en nuestro sector”, dice Fernando Bicaletto, director general de la Fazenda da Toca. “La búsqueda por el perfeccionamiento constante en nuestro trabajo y el reconocimiento externo de nuestras prácticas, que van dirigidas al bienestar animal, son las razones principales por las que quisimos formar parte del programa”.

Manteniendo el sistema en conformidad con las normas Certified Humane® de bienestar animal, “las gallinas viven en un ambiente agradable, con una rutina tranquila que respeta su comportamiento natural”, dice Fernando. “Los gallineros cuentan también con perchas, respetándose la jerarquía natural de las aves. También aprendimos que la presencia de gallos ayuda a componer el ambiente social de las aves, reduciéndose aún más el estrés de las gallinas. Todos nuestros aviarios y el trabajo realizado en la granja fueron creados para proporcionar el mayor bienestar posible a nuestras aves”, afirmó.

En los aviarios, el espacio del que las gallinas disfrutan es superior al establecido por norma. Gracias a un amplio espacio externo, las aves pueden tomar baños de sol y arena, disfrutar del confort térmico que la sombra de los árboles les ofrece, además de acceder a una vegetación natural. Reciben una alimentación 100% orgánica, sin transgénicos ni antibióticos. Cuando es necesario, la medicación que se les suministra se basa completamente en la homeopatía.

Fernando Bicaletto - Diretor Geral da Fazenda da Toca“Desde el comienzo de nuestra producción de huevos orgánicos, la calidad de vida de nuestras aves es nuestra prioridad”, dice Bicaletto.

La Fazenda da Toca Orgánicos cuenta con un equipo que actúa en las áreas agrícola, administrativa, comercial y de investigación. La familia Diniz participa también en la toma de decisiones que tienen que ver con la empresa, ya que el grupo Península Participações, administrador de los negocios de la familia Diniz, es uno de los inversores del negocio.

Con la creciente demanda de alimentos más sanos y una mayor conciencia por parte de los consumidores en lo que respecta a temas como el bienestar animal, Bicaletto afirma que éste es un sector que ya ha conquistado un espacio importante en el mercado y que va consolidándose cada día más. Los huevos de la Fazenda da Toca son distribuidos en cadenas de supermercados, mercados de frutas y hortalizas y en ferias de productos orgánicos. La marca propia de la Fazenda da Toca se encuentra hoy en día en más de 500 puntos de venta. Además de esto, los huevos también son comercializados bajo las marcas de cadenas de supermercados, tales como Taeq (Pão de Açúcar) y Sentir Bem (Wal Mart), además de Mantiqueira.

Para más información, visite www.fazendadatoca.com.br

Productos Certificados

Vea otras operaciones certificadas:

Haga su comentario a través de Facebook