Nuestro Inicio

Milles de millones de animales criados anualmente para la producción de alimentos en el planeta son sometidos a un trato inhumano.

Esas “fincas industriales” utilizan sistemas de producción y tecnologías que se parecen a una producción en serie. Para aumentar las ganancias, se comprime a los animales en el menor espacio posible y se emplean técnicas que maximicen sus tasas de crecimiento. Ese sistema industrial ocasiona problemas a las personas involucradas con la producción, al medio ambiente, a los consumidores y evidentemente a los animales.

Algunos efectos de esas prácticas inhumanas a las que los animales son sometidos:

  • El uso abusivo de antibióticos en animales produce bacterias superresistentes. El Institute of Medicine at the National Academy of Sciences estimó que en Estados Unidos el costo del tratamiento de infecciones resistentes a antibióticos llega a US$ 30 mil millones a cada año.
  • El servicio norteamericano de protección ambiental responsabiliza a las actuales prácticas agrícolas por 70% de la contaminación de los ríos del país. Fuente: Global ResourcesAction Center for the Environment (GRACE).

Nuestra solución

Adele Douglas

En 1998, Adele Douglass, la actual Directora Ejecutiva de Humane Farm Animal Care e idealizadora del programa Certified Humane Raised and Handled®, percibió que la forma más rápida de ayudar a los animales es concientizando a los consumidores, por medio de una solución de mercado.

Como una negociadora experimentada y por haber trabajado como asesora del Congreso Americano, Douglass conocía bien las limitaciones del proceso legislativo. Percibió inmediatamente como un programa de certificación y etiquetado, que sería accesible a todos los productores, podría permitir que los consumidores votasen – por medio de sus compras – por prácticas más humanas en la producción animal. Desde entonces viene trabajando para que esa visión sea una realidad.

Llegando a América Latina

Diez años después, en 2008, el programa Certified Humane llega a Brasil a través de una sociedad establecida con la certificadora Ecocert Brasil, líder en certificación de productos orgánicos. El primer cliente latinoamericano fue Korin Agropecuaria, de Ipeúna/SP, que desde 2009 viene expandiendo fuertemente su producción, con certificación de pollos y gallinas ponedoras. Con el pasar de los años, nuevos clientes ingresaron en el programa, y otros países de la región pasaron a adoptar las normas de bienestar animal. A mediados de 2016 fue creado el Instituto Certified Humane Brasil, entidad sin fines de lucro, con el objetivo de representar Humane Farm Animal Care en América Latina y concentrar los esfuerzos en el desarrollo del programa Certified Humane en la región.

¡Ahora necesitamos su ayuda!

HFAC es una organización sin fines de lucro mantenida por la contribución de los productores certificados y por donaciones. En América del Sur HFAC está representada por el Instituto Certified Humane Brasil, organización sin fines de lucro que gestiona el programa de certificación de bienestar animal para productores y empresas en la región.

¡Haga su donación!