Project Description

Operaciones certificadas – Granja Faria – Ares do Campo

Granja Faria, que comenzó sus actividades en 2006, es una de las empresas más reconocidas de Brasil por producir huevos fértiles y pollitos de un día. En 2013, la compañía creó Ares do Campo y, hace aproximadamente dos años, convirtió la granja de producción de huevos fértiles, realizó las adaptaciones necesarias y comenzó a producir huevos de libre pastoreo. Es por ello que Ares do Campo ha obtenido el certificado de bienestar animal Certified Humane para la totalidad de su producción de aves de postura comercial.

            Ares do Campo trabaja con el sistema de crianza de libre pastoreo, que permite que las gallinas accedan a un área exterior durante al menos seis horas al día cuando el clima lo permite. Además de criarse sueltas en su entorno natural, las aves reciben una alimentación 100% natural, sin antibióticos y sin promotores del crecimiento.

La búsqueda del sello

«Queríamos obtener la certificación Certified Humane porque nos preocupamos por el bienestar de nuestras aves. Con el sello, nuestro producto tendrá una mayor confiabilidad ante el consumidor, así como una mayor visibilidad pública», explica el director de Granja Faria, Edenilson Dorigoni. Bajo la marca Ares do Campo, los huevos que la compañía produce se venden en cinco estados brasileños: Santa Catarina, Paraná, São Paulo, Minas Gerais y Rio Grande do Sul.

Dorigoni también comenta que concientizar a los empleados acerca de la importancia del manejo de las aves proporcionándoles bienestar fue algo muy importante a la hora de unirse al programa Certified Humane. «Después de comprender lo que es la certificación, nuestro equipo es aún más consciente de los efectos positivos que proporciona el manejo de las aves con bienestar animal, que mejora también su productividad individual», dice.

La sede central de Ares do Campo está ubicada en la ciudad de Lauro Muller, en Santa Catarina, y con la suma de todas sus unidades, tiene una capacidad para 200.000 gallinas ponedoras. En la actualidad, cuenta con 16 aviarios que albergan alrededor de 145.000 aves de postura. Los corrales son seguros y están rodeados de vegetación nativa, donde las gallinas pueden salir a revolver, expresar su comportamiento natural e interactuar con otras aves, lo que da como resultado huevos de una calidad superior.

«Queremos que Ares do Campo sea un modelo para otras granjas. Dada la creciente demanda de productos que cumplan con los criterios de bienestar animal, queremos ampliar nuestra producción de huevos de libre pastoreo a los otros estados en los que opera nuestra compañía», concluye.

Para más información acerca de este tema, visite la página web de la compañía: www.aresdocampo.com.br.

Haga su comentario a través de Facebook