Project Description

Operaciones Certificadas – Granja Siete Hermanos

La Granja Siete hermanos S.R.L., propiedad de Eberle Hermanos y operada por ellos, está ubicada en la ciudad de Crespo en la provincia de Entre Ríos, Argentina.

Fundada por Don Jorge Roberto Eberle en la década de 1960 con unas pocas gallinas y utilizando el sistema libre de jaulas, esta granja ha sido dirigida por la familia durante más de tres generaciones. Hoy en día, siete hermanos Eberle trabajan conjuntamente para administrar las operaciones diarias de la granja.

Mientras que la granja comenzó sin el uso de jaulas en los años 60, implantó las jaulas en batería en los años 70. “Todavía recuerdo cuando le dije a mi padre que íbamos a trasladar las gallinas ponedoras a un establo y ponerlas en jaulas en batería”, dice Héctor Humberto Eberle, Gerente General de Granja Siete Hermanos. “Me dijo que las aves tenían que ser libres y que se iban a morir encerradas todo el día. No sabía cómo íbamos a poner tantas gallinas en un establo. Lo hicimos, pero mi padre tenía razón. No era una forma muy compasiva de criar aves”.

Mientras que muchas otras granjas en Argentina todavía operan con jaulas piramidales y jaulas en batería tradicionales, Granja Siete Hermanos ha sido la primera granja en Argentina en importar un sistema aviario libre de jaulas que cumple con los estándares Certified Humane® de bienestar animal para gallinas ponedoras de Humane Farm Animal Care.

“Conocimos el programa Certified Humane® a través de la recomendación de un cliente”, dice Hector. “Una vez que aprendimos todo lo relacionado con el bienestar animal y que las normas fueron redactadas por expertos en bienestar de animales de granja, decidimos adoptar sus estándares de cuidado compasivo. Nos dimos cuenta de que se podrían respetar los animales, el medio ambiente y a las personas sin dejar de ser eficientes en la producción de huevos”.

Pero Héctor recuerda haberse preocupado un poco cuando llegó el nuevo sistema aviario. “Los fabricantes nos dijeron que uno de los mayores problemas sería al atardecer, cuando las gallinas ponedoras trataran de encontrar un lugar para dormir y no debiera haber ninguna en el piso”, dice Héctor. “Estábamos preocupados, pero al atardecer, observamos con asombro cómo todas las gallinas habían encontrado un sitio en las perchas y dormían. Fue inolvidable. También nos preocupaba que las gallinas no usaran los nidos para poner huevos, pero estábamos equivocados. Las gallinas querían privacidad y se sentían muy cómodas con estos nuevos espacios donde podían anidar”.

Hector dice que una vez que la granja puso en práctica los estándares de bienestar animal de HFAC y vio con qué facilidad las gallinas ponedoras se adaptaron a su nuevo aviario, todos supieron que estaban tomando la decisión correcta y confiaron en que las prácticas de Certified Humane® contribuirían con el bienestar general de sus gallinas ponedoras.

Creando animales felices

“Todos los días vemos el impacto de este sistema en las gallinas”, dice Hector. “Estamos criando animales felices que tienen la libertad de expresar sus comportamientos naturales, como abrir las alas, rascarse, posarse y anidar. Nuestra granja es la prueba de que se pueden criar gallinas ponedoras bajo el sello Certified Humane® sin afectar los parámetros de producción”.

Héctor dice: “Cada vez más noticias, libros, películas e informes atraen la atención hacia cómo deben tratarse los animales de granja. Como resultado, los consumidores quieren productos que provengan de animales criados de forma compasiva. El sello Certified Humane® identifica nuestros productos para las empresas y los consumidores que buscan este tipo de productos”.

Actualmente, Granja Siete Hermanos vende todos sus huevos con el sello Certified Humane® a Tecnovo S.A., una moderna empresa de huevos industrializada en Crespo, que fabrica productos del huevo procesados, como huevos líquidos y en polvo, y los distribuye a las industrias alimentarias que quieren que los huevos Certified Humane® se usen en alimentos como la mayonesa, pasta, pudines, bollos dulces, tortas y galletas.

“Estamos ampliando también a otros nuevos mercados, en los que los consumidores y las compañías de producción de alimentos tienen altas expectativas respecto al bienestar de los animales de granja”, dice Hector. “Tener el sello Certified Humane® es muy bueno para nuestro negocio, nuestros animales y nuestros clientes”.

Vea otras operaciones certificadas:

Haga su comentario a través de Facebook