Project Description

Operaciones Certificadas – Rancho Dos Aguas

La granja Rancho Dos Aguas es otra más de las certificadas con el sello Certified Humane de bienestar animal. Está ubicada en Valle de Bravo, Estado de México. «Los módulos de la granja se construyeron para mejorar la calidad de los huevos que se destinaban a nuestro propio consumo. Hoy en día, contamos con cuatro módulos que albergan 500 aves cada uno», comenta Pilar Osete Felix, que se graduó en «Ciencia Animal» en la Universidad de Arizona, en los Estados Unidos. Pilar trabajó también con caballos y vacas lecheras, y ahora es la responsable al frente de la granja.

Manejo compasivo

En Rancho Dos Aguas, que se llama así porque dos ríos rodean a la granja, el manejo de los animales es completamente manual. «Consideramos que cuando lo hacemos manualmente es menos invasivo y más respetuoso con las gallinas. Además, permite que el equipo de trabajadores esté al tanto del proceso completo, que es algo que no ocurre si la producción es automatizada», explica.

Lo que le importa a esta granja es que las gallinas tengan las condiciones adecuadas de bienestar desde que nacen. «Cuando los animales están bien cuidados y gozan de bienestar, se ven los resultados en la producción. Son seres vivos como nosotros y tienen que recibir cuidados y amor», opina. En vista de mejores condiciones para los animales, el sistema productivo de Rancho Dos Aguas es el de libre pastoreo, por el cual las gallinas tienen acceso a un área externa durante al menos 6 horas al día, siempre que el clima lo permita – este no es un elemento obligatorio del programa Certified Humane. Sin embargo, es una de las formas que el Rancho Dos Aguas tiene de asegurarse de que cuida con bienestar y atención a sus gallinas ponedoras.

Desde muy niña, Pilar ya criaba sus propias gallinas. Además de las aves, también tuvo contacto con conejos y otros animales. Con el paso del tiempo, empezó a observar cómo vivían y a distinguir lo que les hacía bien y sus necesidades vitales. La familia responsable de Rancho Dos Aguas está totalmente involucrada en la operación y comercialización de los huevos, además de ser los consumidores más fieles.

Garantía para el consumidor

Rancho Dos Aguas supo que existía el sello Certified Humane de bienestar animal cuando los propietarios buscaban estándares que permitieran una mejor calidad en el proceso de producción, además de brindarle al consumidor una garantía de ello. «Nos unimos al programa porque compartimos la misma filosofía de buscar el bienestar de los animales y no sólo verlos como alimento», dice.

El equipo de trabajo se esfuerza en ofrecerles una buena vida a las aves. «El clima en Valle de Bravo es complicado para la producción por las lluvias y el frío de temporada. Sin embargo, esto no les afecta a las gallinas, ya que invertimos en instalaciones dignas y seguras para ellas», complementa. Además, la granja está atenta al mercado actual y se ha dedicado a la venta de huevos a domicilio. Según Pilar, los clientes están felices por tener huevos frescos cada semana, así como los restaurantes a los que surten el producto.

La granja se dedica a la producción de huevos con mucho amor y siente un gran orgullo al ver que el consumidor se preocupa ahora más por el bienestar de los animales. «Nos sentimos muy felices de ver que nuestro producto está conquistando su lugar en el mercado», concluye. En los próximos dos meses, Rancho Dos Aguas construirá dos módulos más debido a la gran demanda de huevos. Hoy en día, el producto se comercializa a restaurantes y también al consumidor final.

Vea otras operaciones certificadas:

Haga su comentario a través de Facebook