El programa Certified Humane de bienestar animal está conquistando el mundo: según el informe anual de 2018, se han criado alrededor de mil millones de animales bajo los estándares de la organización desde que esta se fundara. En este post, vamos a hablar de cómo el programa Certified Humane está ampliando sus horizontes.

15 años de evolución

El programa de certificación de bienestar animal fue creado en 2003 por la ONG americana Humane Farm Animal Care (HFAC) en Estados Unidos. Su fundadora, Adele Douglass, se deparó con la industria alimentaria estadounidense cuando trabajaba en uno de sus proyectos y le asustó lo que vio – granjas e industrias que trataban a los animales con crueldad y sin unas mínimas condiciones de supervivencia. A partir de ese momento, decidió que iba a hacer algo para cambiar esa situación, y así fue cómo surgió el programa Certified Humane de bienestar animal, que en 2018 cumplió 15 años de crecimiento con los siguientes números a destacar:

55.000 puntos de venta y restaurantes venden productos que llevan el sello de bienestar animal;

196 millones de animales se criaron con la utilización de buenas prácticas de manejo en 2018;

6.000 granjas consiguieron o renovaron la certificación de bienestar animal;

200 productores (empresas) en 13 países recibieron el impacto del programa Certified Humane y criaron animales de producción de forma más compasiva.

Conquistando el mundo

Este año pasado, el programa Certified Humane llegó a Nueva Zelanda de la mano de First Light Farm, a Argentina con Ovobrand, Siete Hermanos y Tecnovo, a Uruguay con Avícola Tala, Granja Don Cosme y Paraje Ideal (Ecologito de Pastoreo), a Colombia con Avícola Triple A, a Singapur con Chew’s Agriculture y a Malasia con Liang Kee Farming y Toh Thye San Farm. Además de estos países, Certified Humane también se encuentra en Australia, Brasil, Canadá, Chile, Estados Unidos, México y Perú.

Teniendo en cuenta los cerca de mil millones de animales que se han beneficiado del programa Certified Humane desde que este comenzara en 2003 hasta 2018, ya hay más de 55 mil puntos de venta distribuidos por todo el mundo que comercializan productos certificados. Estos se pueden localizar a través de la aplicación gratuita «Certified Humane», que está disponible para iOS y Android. En ella aparecen los lugares en los que el consumidor puede adquirir los productos que llevan el sello de bienestar animal.

El comité científico de HFAC [MM1] está formado por 40 científicos, provenientes de varios países y especializados en bienestar animal, que establecieron las normas que se incluyen en los estándares de cada especie. Estas normas se van actualizando a medida que la comunidad científica internacional va obteniendo más conocimientos acerca del bienestar de dichas especies. Además, la participación de granjas y empresas en el programa implica que se realicen inspecciones en los locales de producción. Una vez al año, como mínimo, un inspector veterinario especialista va al local de crianza y/o producción para verificar tanto los espacios en los que se crían los animales como aquellos en los que se manipulan las materias primas, los productos que se están elaborando y los productos acabados que están certificados. Todo ello para garantizar que, efectivamente, se están cumpliendo los criterios de bienestar animal y que se está controlando el seguimiento de los productos de origen animal que se venden con el sello de certificación.

Al programa Certified Humane también lo recomiendan más de 70 organizaciones humanitarias y grupos de protección de animales, está certificado por America’s Best Charities, y ha recibido el sello de transparencia de GuideStar’s Bronze y el premio RSPCA’s Overseas.

Haga su comentario a través de Facebook