Juliana Pereira, inspectora del Instituto Certified Humane desde hace más de 3 años, cuenta con una extensa experiencia práctica de más de 14 años en los que ha visitado decenas de granjas en Brasil y en otros países. Juliana, como experta en la crianza de gallinas libres de jaulas, tiene una visión única sobre este asunto y ha estado trabajando activamente con aquellos productores que están comenzando el proceso de certificación de bienestar animal y necesitan adaptarse al sistema de producción y manejo de aves libres de jaulas. 

En una entrevista reciente con Luiz Mazzon, director de Humane Farm Animal Care (HFAC) en América Latina, Juliana Pereira utilizó su conocimiento práctico para dar valiosos consejos y sugerencias para aclarar las dudas más frecuentes que puedan tener los productores que no están acostumbrados al manejo de gallinas libres de jaulas.

Así que, ¡quédese con nosotros para saber cuáles son los principales errores en el manejo de aves y cómo adaptar su producción!

 

Errores en la alimentación y el agua

Uno de los principales errores en el manejo de las aves es cuando el productor solo da a cada individuo la cantidad de alimento ya estipulado para cada raza; sin embargo, esas proporciones suelen ser para gallinas enjauladas. En libertad, las gallinas expresan su comportamiento natural y se alimentan moviéndose dentro del galpón, lo que hace que gasten más energía.


Vea, a continuación, cuáles son los principales errores relacionados con la forma en que se alimenta a las aves y cómo se debe ajustar el suministro de comida y agua:

– En la crianza libre de jaulas, el volumen de alimento para el consumo de las aves debe aumentarse del 10% al 15%;

– No se debe proporcionar alimento una sola vez al día y todo a la vez: esto hace que las aves sientan estrés, fomentándose el canibalismo y el picoteo entre ellas. El alimento diario debe fraccionarse en tres raciones al día;

– La dieta debe ser equilibrada según la edad del ave para satisfacer sus necesidades nutricionales específicas;

– Los comederos y bebederos deben estar siempre limpios y la altura debe ajustarse cuando las aves vayan creciendo;

– Es imprescindible que se disponga de agua potable y se realice un análisis bacteriológico al menos una vez al año;

– No se debe proporcionar a las aves ningún ingrediente de origen animal, ni tampoco antibióticos o promotores del crecimiento. 


Errores en el ambiente

Otro de los errores frecuentes en el manejo de las aves es no ofrecerles perchas. A las gallinas, por naturaleza, les gusta posarse en perchas para poder dormir seguras y tranquilas.

Vea, a seguir, cuáles son los principales errores y cómo adaptar el ambiente de las aves:

– Lo ideal es proporcionar perchas a las aves desde la cuarta semana de edad o antes;

– Las perchas deben estar distribuidas uniformemente en el galpón, teniendo un mínimo de 2,5 cm de diámetro cada una;

– La percha debe estar, por lo menos, a una distancia de 20 cm de la entrada/salida del nido para no obstruirlo y lejos de cualquier estructura como la pared o la red;

– En la fase de recría, el espacio de la percha debe ser de 7,5 cm por ave y, en la fase de producción, de 15 cm por ave;

– Las perchas deben tener un ángulo máximo de 45 grados con respecto a la cama para que las aves puedan saltar de una a otra;

– No se consideran perchas los cables o tubos que sujetan los comederos y bebederos.

 

Errores en el manejo del nido

Cuando se traslada a la gallina de la fase de recría al galpón, la presencia y disponibilidad de nidos en buen estado es fundamental para que el ave se sienta segura durante la postura.

Vea cuáles son los principales errores y cómo adaptar el manejo del nido:

– El interior de los nidos siempre debe tener sustrato de buena calidad, como cascarilla de arroz o virutas de madera que no sean demasiado gruesas;

– Hay que reponer el sustrato del nido cuando se esté acabando;

– Lo ideal es que las pollitas se trasladen de la fase de recría al galpón de postura a las 12 o 13 semanas para que se adapten mejor al ambiente y a los equipos;

– Hay que recoger los huevos a medida que las aves los ponen para evitar que tanto los huevos como las aves se amontonen;

– Se recomienda que la intensidad de la luz en el galpón de postura tenga una distribución homogénea para que se pueda inspeccionar a las aves y también para que no se amontonen.

 

Errores en el confort térmico

El tema del confort térmico es uno de los errores frecuentes en el manejo de las aves, sobre todo teniendo en cuenta las altas temperaturas en muchos países latinoamericanos.

Vea cuáles son los principales errores en el confort térmico y cómo ajustarlo:

– La temperatura corporal de las gallinas es de 40 a 41 grados centígrados y estas gastan mucha energía para que su confort térmico se mantenga cuando hace frío; por otro lado, si hace demasiado calor en el local, la productividad y la calidad de la cáscara del huevo disminuyen; 

– El pico y/o las alas abiertas son señales de que las aves sienten calor, están sin aliento y desesperadas por refrescarse;

– El productor siempre debe registrar la temperatura mínima y máxima del día para que el ambiente de las aves se maneje de la mejor forma posible;

– Si la granja está ubicada en una región donde las temperaturas son altas, se ha de disponer, al menos, de ventiladores para mantener el confort térmico de las aves. Los aspersores son elementos adicionales;

– Nunca se debe accionar un sistema de rociadores sin que los ventiladores ya estén activados dentro del galpón;

– Si la región es de mucha humedad, no hace falta usar rociadores. La humedad relativa del aire ideal debe ser entre 40% y 70%; 

– Cuando las aves se amontonan es señal de que tienen frío. Se recomienda el uso de cortinas laterales en el galpón para mantener la temperatura interna en caso de viento o lluvia;

– Es fundamental que el corral disponga de sombra para que las aves también tengan confort térmico y protección fuera del galpón. 

 

→ ¡Escuche el episodio 7 de nuestro podcast, en el que le damos los mejores consejos y sugerencias para que sepa cómo adaptar su producción de gallinas ponedoras!

Haga su comentario a través de Facebook